martes, 26 de julio de 2011

DESAFIANDO EL ESTABLECIMIENTO

“El fútbol es de todos y es de nadie”.


Ninguna frase podría sintetizar mejor la esencia de ese juego que bien puede practicarse con una bola de trapo en descampados de diferentes dimensiones, con dos porterías hechas con palos o piedras o bien en estadios espectaculares, con balones vivos en colores, en césped bien cuidado y con arcos reglamentarios.