lunes, 6 de junio de 2011

LA “H” MÁS SONORA CARTA ABIERTA A TODOS LOS FUTBOLISTAS HONDUREÑOS

Es la mañana del 6 de junio de 2011, los jugadores convocados de la selección de Honduras para la Copa de Oro ya recibieron esta misiva.

Me pareció necesario subir esta carta al blog pues va dirigida a, sin discriminación  a todos los futbolistas hondureños.


Lo que comienza hoy es un nuevo reto para todos.

Tanto a los repitentes del proceso anterior como a los llamados por primera vez, sus compatriotas les pedirán que repitan el logro de la pasada eliminatoria: clasificar al Mundial de Fútbol.

Con seguridad, ustedes son conscientes de la magnitud del pedido y saben bien que las dificultades para lograrlo son mucho mayores que las que se tuvieron en los años pasados.
Como grupo deben mirar este proyecto como un nuevo amanecer, como una hoja en blanco en la cual debemos escribir una nueva historia, ojalá con final feliz.

Debo pedirles que dejen de lado todos esos momentos en que pusieron a una nación entera en el paroxismo total. Incluso, que olviden que sus gestas fueron un paliativo tan grande  para un país que, entonces, vivía graves conflictos. Se trata de bellos recuerdos, sin duda, pero que hacen parte del pasado. Será difícil sacar esas vivencias de la cabeza y del alma, pero es la única forma de comenzar, de cero, un proceso diferente que nos debe llevar a la consecución de un nuevo objetivo.

No olviden, eso sí, que ese anterior logro se materializó gracias a su espíritu de trabajo en equipo, con cohesión, con humildad, unidos, pensando como un solo ser y sin perder de vista el bien común como el bien supremo por encima de cualquier interés particular.

Y algo más profundo: jamás pierdan de vista que juegan por un pueblo lleno de confianza y de ilusión.

Es hora de unir los objetivos personales y profesionales con los objetivos del equipo para que todos empujemos, con fuerza, hacia la misma dirección. Y en consecuencia, es hora de unir los objetivos personales y profesionales con los de tanta gente, sencilla y humilde, que ve realizados sus sueños cuando su Selección obtiene las más resonantes victorias.

Hace poco, uno de ustedes hizo una reflexión que no puede pasar inadvertida. Lo recuerdo con las palabras exactas: “A mí me tocaba vender leña, que cargaba en un caballo, para poder ayudar a mi familia a sobrevivir. Por eso, esta oportunidad no la dejaré pasar por ningún motivo”. Con seguridad hay otras historias similares e incluso más dramáticas. No dejen pasar la ocasión para trascender y alcanzar la gloria.

Quiero que me permitan acompañarlos, junto con mi cuerpo técnico, en la lucha por un nuevo y ambicioso objetivo, tan importante para todos. Hagamos, con esfuerzo y con sacrificio, que la “H” sea, nuevamente, la “H” más sonora.

Cuento con ustedes. Cuenten conmigo.

Un abrazo,

LFS 

No hay comentarios:

Publicar un comentario