sábado, 4 de junio de 2011

LA COPA AMÉRICA Y SUS DOS MIRADAS

Hay dos formas de analizar la Copa América:

Una, la mirada del antes, sintiendo que es el mejor laboratorio para ensayar nuestras estrategias y probar nuevos jugadores. La otra, la mirada del después, que nos lleva a una gran ilusión acerca de las eliminatorias al Mundial o a la seria preocupación por haber detectado graves problemas con tu equipo para la primera fecha de ese todos contra todos tan difícil a nivel de Sudamérica...



Desde que se decidió jugar este histórico campeonato cada cuatro años y justo antes del comienzo de las eliminatorias, se volvió más interesante e importante para todos los diez países. Te da o te quita tranquilidad dependiendo de tu actuación.

Favoritos de siempre, como Brasil y Argentina, querrán demostrar su mejor condición. Uno con la responsabilidad de ser el anfitrión y la imperiosa necesidad de lucirse ante su público con el título del certamen. El otro, con la motivación de ganarle a su rival eterno, en su propio patio, como ya lo hizo en el último partido de eliminatoria sudamericana.

Los otros tres clasificados al mundial anterior tienen la misma obligación con diferentes matices: Uruguay con la necesidad de mostrar lo que ya le vimos en Sudáfrica pero con la urgencia de rejuvenecerse. Paraguay, que tiene una nómina ya madura, tendrá una presión mayor que en años anteriores puesto que sus éxitos, a nivel internacional, se han vuelto normales. Y Chile con el serio interrogante acerca de si podrán hacer tan buena campaña con un técnico diferente a Marcelo Bielsa.

Colombia, Ecuador y Perú deben empezar a mostrar en este certamen si tienen con las condiciones suficientes para estar por encima de alguno de los anteriores.

Los colombianos tienen una nómina remozada y con experiencia. Hoy están maduros aquellos que hicieron tan buena campaña como juveniles. La pregunta más grande es si hombres como Falcao García, Hugo Rodallega, Adrián Ramos, Víctor Montaño y compañía, podrán hacer en la Selección lo mismo que hacen en sus equipos. Para mi gusto se puede, sin alterar nuestra IDENTIDAD, evolucionar tácticamente para explotar mejor las condiciones de goleadores que tienen los jugadores mencionados.

Ecuador debe urgentemente encontrar el goleador que reemplace a Agustín Delgado. En las demás líneas tiene un equipo colosal, pero ¿sin goles?

Del Perú actual me gusta mucho la condición técnica de sus jugadores y me gusta mucho más su entrenador. Si a Sergio Markarián  le marchan los jugadores convocados, ojo con los incas.

Por último miro con extrañeza la debilidad de la Confederación Sudamericana al aceptar que países como México y Costa Rica vayan a la Copa América en Argentina con nóminas jóvenes que van a foguearse con miras a los Juegos Olímpicos de Londres. Jamás debió aceptarse semejante menosprecio a un certamen de tanta importancia y tradición.

En fin, se acerca de la Copa América. Ya pronto comienza ese magnífico examen para saber cómo está cada uno de los equipos de esta parte del mundo. El evento, como tal, tiene enorme trascendencia. Pero ligado al comienzo de las eliminatorias rumbo a Brasil 2014, sí que se convierte en un torneo del mayor atractivo. 

Ya veremos si se mantienen las tendencias o si hay cambios significativos en el panorama futbolero de Sudamérica. Esperemos que ruede el balón en las canchas argentinas. A partir de entonces, tendremos suficientes elementos para intentar una respuesta concreta y clara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario